Sentarse, una enfermedad desconocida por muchos

Todos hemos escuchado alguna vez eso de que de que el movimiento es la base de la vida, pero seguramente nadie le da la importancia que se merece. Pero, ¿y si de repente escucháramos que sentarse de cualquier forma puede matarnos? Impactante afirmación ¿verdad? Pues es algo muy cierto.

La inactividad física es una de las principales causas de muerte a nivel mundial. No en vano, recientes estudios evidencian que estar sentado durante un tiempo prolongado incrementa el riesgo de muerte asociándolo a enfermedades tan graves como problemas del corazón y cáncer.

Que el ejercicio es muy importante para gozar de una buena salud, eso es algo que todo el mundo sabe, pero hay algo más allá. Y es que sin considerar la cantidad de ejercicio que uno realiza, o si una persona es delgada o se encuentra en sobrepeso no se compensa la inactividad prolongada.  

En el estilo de vida occidental es una cuestión preocupante. El modelo de vida occidental pasa de medias 40 horas a la semana sentados viendo la televisión. No sólo televisión, también ordenadores, tablets…

Pero paradójicamente el gran problema del estilo de vida occidental no está en nuestras horas de ocio sino en el trabajo. De media 45 horas sentado en el horario de trabajo, ¿45? Sí, porque hay que tener en cuenta que en algunos casos es necesario realizar horas extra, o se hacen descansos en los que se está sentado, por no hablar de los profesionales de la conducción que pasan la mayor parte del tiempo sentados. Lo que nos recuerda que aproximadamente  30 horas se pasan sentados comiendo, navegando por internet o viajando.

Siguiendo con el tema del trabajo cabe destacar que en los trabajos que implican estar sentado el 95% del tiempo se pasa sentado y en torno al 80% se hace sin actividad motora. Lo cual es alarmante, porque uno piensa en el trabajo como actividad física que no es tal en muchos casos.

A veces la tecnología nos hace un flaco favor para la salud, otras sin embargo nos proporciona la solución. Así, existen herramientas que aportan la ergonomía necesaria para no perjudicar nuestra salud. Hablamos principalmente de escritorios ergonómicos que permiten trabajar sentado y/o de pie.
En ocasiones, pequeños movimientos, mini-pausas del tiempo que pasamos sentados, estiramientos pueden ayudar a minimizar los daños de la inactividad.

¿Cuáles son estos daños?

Se disminuye la esperanza de vida, aumenta la acumulación de grasa alrededor del corazón y aparecen asociados a síndromes en el metabolismo como niveles anormales de colesterol, presión arterial alta, resistencia a la insulina y obesidad. Algunas de las principales enfermedades directamente relacionadas con la inactividad física son las que se muestran en la siguiente tabla:

enfermedades provocadas por trabajar todo el día sentado

 

¿Cómo evitarlo?

El objetivo debe ser cambiar la cultura sedentaria por buscar un movimiento frecuente. El problema es que cuando uno tiene un trabajo que implica estar largas horas sentado en la oficina parece más difícil de conseguir.

Bien, para empezar hay que buscar la ergonomía en el puesto de trabajo eliminando las clásicas posturas para trabajar sentado y mediante sistemas que logren una contracción muscular regular. Esto es lo que se conoce cómo estaciones de trabajo ergonómicas que desarrollamos en Ergotech. Éstas, consiguen que el cuerpo realice movimientos de baja intensidad conservando la capacidad y rendimiento normal e incluso más productivo. Para que os hagáis una idea, a continuación os mostramos escritorios ergonómicos que permite ajustar la altura y trabajar en distintas posiciones, tanto sentado como de pie.

escritorios workfit para trabajar sentado y/o de pie

Lo principal es reducir la inactividad física con movimientos de una baja intensidad y frecuencia adecuada. Es una cuestión que hay que tomarse muy en serio, de la cual depende nuestra salud a largo plazo.